miércoles, enero 18, 2006

ORACIÓN POR MARILYN MONROE
ERNESTO CARDENAL

(Prólogo, edición y notas por Germán Hernández)


PROLOGO



Hace ya muchos años de la muerte de Marilyn Monroe, (el ser humano), y hace también muchos años de que Ernesto Cardenal, escribiera esta Oración, que fue popular (cuando esa palabra quería decir otra cosa) y signo de lucha contra el fetichismo y la explotación de la dignidad de los hombres y las mujeres.

La burguesía desde un principio atacó este poema de “propaganda comunista” por pretender victimizar a su gran “Diva”, y de cuestionar la fábrica de dioses que es Hollywood, pero propaganda o no, comunista o no, la Oración por Marilyn Monroe, no habla de “Divas” sino del ser humano que alguna vez fue Marilyn Monroe.

Por eso, no puede haber odio, hay compasión, Marilyn no puede ser odiada, pues ella fue la víctima, nada tiene que ver con las joyas y vestidos que alguna vez se puso y que hoy son subastados en miles de dólares, se trata de otra cosa, ajena a ella, y que la maquinaria perversa construyó y moldeo para que la “Diva”, tuviera consistencia de mercancía, y status de “colegiala ninfomaníaca”, de “adolescente perversa”, de “loca por el fútbol”, para que fuera la triste esperanza de los “corazones solitarios” que esperan el amor de sus vidas a la vuelta del correo.

Para confirmar la auténtica esencia de la Oración por Marilyn Monroe y para desmentir los ataques en su contra, recogimos extractos de la Nación S.A. sobre artículos de la “Diva” y los anotamos como pie de página a algunos versos del poema. El resultado es que la misma prensa burguesa, al pretender mitificar su tragedia y venderla como se vende un detergente para dejar la ropa blanca y sin manchas, solo confirma y da la razón al comunista Cardenal.

En efecto, ni el psicoanálisis, ni los tranquilizantes, ni un Globo de Oro a la “mejor actriz” fueron suficientes. Play Boy el primero en llamarla “Símbolo sexual de los años 50” ya no se refería a ella ni de alguien real, a nadie le importaba si era alguien, era el símbolo, el fetiche, la institución que se tragó primero a su portadora, y luego, nuestra capacidad de devolverle su dimensión humana.

¿No es acaso a nosotros a quienes corresponde contestar el teléfono?



Germán Hernández.



ORACION POR MARILYN MONROE



Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la tierra con el nombre de Marilyn Monroe
aunque ese no era su verdadero nombre
(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita violada a los 9 años
y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar)[1]
y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje
sin su Agente de Prensa
sin fotógrafos y sin firmar autógrafos
sola como un astronauta frente a la noche espacial.

Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia
(según cuenta el Time)
ante una multitud postrada, con la cabeza en el suelo
y tenia que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.
Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.
Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno
pero también algo más que eso...
Las cabezas son los admiradores, es claro
(la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).
Pero el templo no son los estudios de la 2Oth Century-Fox.
El templo - de mármol y oro es el templo de su cuerpo[2]
en el que está el Hijo del Hombre con un látigo en la mano
expulsando a los mercaderes de la 2Oth Century-Fox
que hicieron de Tu casa de oración una cueva de ladrones.[3]

Señor
en este mundo contaminado de pecados y radioactividad
Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda
Que como toda empleadita de tienda soñó ser estrella de cine.[4]
Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor).[5]

Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos
-El de nuestras propias vidas- Y era un script absurdo.[6]
Perdónala Señor y perdónanos a nosotros
por nuestra 2Oth Century,
por esta Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado.
Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tranquilizantes.[7]
Para la tristeza de no ser santos
se le recomendó el Psicoanálisis.[8]

Recuerda Señor su creciente pavor a la cámara
y el odio al maquillaje -insistiendo en maquillarse en cada escena-[9]
y cómo se fue haciendo mayor el horror
y mayor la impuntualidad a los estudios.[10]
Como toda empleadita de tienda
soñó ser estrella de cine.

Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta y archiva.
Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados
que cuando se abren los ojos
se descubre que fue bajo reflectores
¡y apagan los reflectores!
y desmontan las dos paredes del aposento (era un set cinematográfico)
mientras el Director se aleja con su libreta
porque la escena ya fue tomada.[11]

O como un viaje en yate, un beso en Singapur, un baile en Río
la recepción en la mansión del Duque y la Duquesa de Windsor
vistos en la salita del apartamento miserable.

La película terminó sin el beso final.
La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono.[12]
Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.

Fue
como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga
y oye tan sólo la voz de un disco que le dice: WRONG
NUMBER

O como alguien que herido por los gángsters
alarga la mano a un teléfono desconectado.

Señor
quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar
y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de Los Angeles)
¡contesta Tú el teléfono![13]




Ernesto Cardenal.


[1] “Al nacer, el 1° de junio de 1926, en el Hospital General de Los Angeles, fue bautizada como Norma Jean Baker. Su madre, Gladys Baker, enferma mental, la abandona dos semanas después del parto. El padre, desconocido. La esperan muchos hogares adoptivos, abusos sexuales, el orfanato y el desamparo”. Santos Pasamontes, Ignacio, ¿Por qué se fue? ¿Por qué murió? En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 11 de agosto del 2002.

[2] “Un vacío con pezones". Otto Preminger, director y productor cinematográfico. En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 11 de agosto del 2002.

[3] "Soy una mujer desgraciada. Todas esas tonterías de ser una leyenda, tanta fascinación y publicidad. De algún modo, siempre soy una decepción para los demás". Marilyn Monroe. En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 11 de agosto del 2002.

[4] "Me gustaría mucho ser una buena actriz, una actriz de verdad. Y también me gustaría ser feliz, ¿pero quién lo es? Creo que intentar ser feliz es casi tan complicado como intentar ser una buena actriz. Ambas cosas cuestan trabajo". Marilyn Monroe. En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 11 de agosto del 2002.

[5] “La cultura de masas es a su vez una cultura de los medios de comunicación colectiva. El cine, luego la televisión y las revistas ilustradas, así como los afiches, constituyen la fuente de imágenes y mitos de los cuales se alimenta la fantasía y la cultura del consumo en las sociedades contemporáneas. Marilyn Monroe es solo un ejemplo poderosísimo, imperturbable de esta maquinaria de ilusiones”. Herra, Rafael Angel. Máquina de Ilusiones. En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 8 de julio del 2001.

[6] "Todo el mundo dice que no sé actuar. Lo mismo dijeron de Elizabeth Taylor, y se equivocaron. Nunca conseguiré un papel adecuado, nada que me guste verdaderamente. Mi físico está contra mí". Marilyn Monroe. En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 11 de agosto del 2002.

[7] "la inseguridad, la falta de amor y un sentimiento constante de no ser querida le provocaron una extrema timidez, tartamudez y una vida llena de fantasía". Su inicio en los barbitúricos fue un intento desesperado de vencer esa timidez”. Adam Víctor. En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 8 de junio del 2001.

[8] "el atractivo de su cuerpo era el mecanismo principal que utilizaba para aportar cierta sensación de estabilidad y sentido a la vida". Ralph Greenson (su último psicoanalista), En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 8 de julio del 2001.

[9] "Era muy difícil trabajar con ella. Imposible, en realidad. Se escondía en su camerino y se negaba a salir. Cuando finalmente salía, era un manojo de nervios. Era el resultado del miedo. Era insegura con muchas cosas y obviamente autodestructiva. Fue un pájaro herido desde el principio". Richard Widmark, actor . En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 11 de agosto del 2002.

[10] “Durante la filmación de Something's got to give la despiden por sus ausencias y su estado depresivo”. Santos Pasamontes, Ignacio, ¿Por qué se fue? ¿Por qué murió? En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 11 de agosto del 2002.

[11] "Hollywood es un lugar donde te pagan mil dólares por un beso y treinta y cinco centavos por tu alma". Marilyn Monroe. En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 11 de agosto del 2002.

[12] “Lo único seguro es una mujer muerta. Desnuda sobre la cama, sosteniendo con una mano el auricular del teléfono y en la mesa de noche varios frascos vacíos de barbitúricos”. Santos Pasamontes, Ignacio, ¿Por qué se fue? ¿Por qué murió? En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 11 de agosto del 2002.

[13] “Gloria Steinem, dirigente feminista y escritora política, aporta otra luz sobre la trascendencia de su deceso, al afirmar que su desaparición cambió la percepción que se tenía de ella. Según Steinem, lo que había sido una vergüenza para su sexo mientras Marilyn vivía, se transformó en una tragedia al morir, pues ella "personificaba muchas ilusiones secretas de los hombres y muchos miedos de las mujeres". Pero la misma Steinem apuntó que lo más trágico del fenómeno Monroe había sido todo el tiempo, el esfuerzo y la obsesión dedicados a explicar su muerte y lo poco que se había hecho para explicar su vida”. Cordero, Juan Bernardo, Marilyn, vela en el viento. En Revista Dominical, La Nación Digital. www.lanacion.com. Domingo 8 de Julio del 2001.